Presentación pretenciosa

La mayoría de los blogers comienzan hablando pajas sobre quienes son, porque les picó el culo y quisieron escribir; se presentan y buscan maneras de pavonearse de la manera más sutil posible, esperando que el erotizado lector piense: “este carajo es interesante”, cuando la mayoría de los que escribimos en bloags (ya sé que es blog, pero piensen en el gafo de turno diciendo: ” ¿sabes? tengo un bloaaag“) estamos sentados con mirada de idiotas en frente de la computadora, con la panza al aire y bastante aburridos. A mí, sinceramente, poco me interesan esas guevonadas. Si dentro de años suceden cosas improbables como que  se alinien los planetas, shakira saque una canción que no me de ganas de matarme y yo me hago rico y famoso, contestaré de la siguiente forma a la típica pregunta de la reportera de sonrisa estúpida común:

– ¿Diego, en que te inspiraste para iniciarte en la obra (ja,ja) que te ha llevado hasta lo que eres hoy?

– El rencor

Porque eso es básicamente lo que me ha impulsado a abrir esta mierda. Rencor por una ciudad cuyo mayor simbolo arquitéctonico es “la espiga”. Para algún perdido que haya llegado acá de casualidad, les explico que “La espiga”, es un monumento que homenajea la actividad agrícola de nuestra despreciable región tierrúa. Por supuesto, la majestuosidad del edificio escapa a las palabras:

 

El Taj Mahal quedó pendejo.

Para completar la idea de “La espiga”, en tiempos anteriores esta imponencia  servía como burdel urbano y lugar de esparcimiento favorito de putas, trasvestis te tengo una sorpresita style, y los borrachos veraneados que follaban con dichos especímenes.

Y si se comienzan a preguntar porque pierdo tiempo hablando de la espiga, les cuento que para mí, es un símbolo, más allá del sarcasmo. ¿Qué es la espiga?, un sitio totalmente mediocre y “equis” entre la nada, rodeado de putas, maricos y fustrados más preocupados por satisfacer sus genitales que por tener dignidad. Eso mismo es Acarigua. Acarigua es como los pueblos llenos de freaks que ves en las películas de horror gringas, donde la gente es rara, de pésima higiene y todos parecen psicópatas. Acarigua es así, pero con Mcdonalds y discotecas. Aquí la gente no suele ser asesina, (aclaro, no suele), así que en vez de frikis perturbadores como los del cine, lo más probable es que consigas subnormales con alguna deficiencia genética que llenan ese vacío con fiestas y ansias de notoriedad. Los acarigueños son mayoritariamente como el primo lejano tonto que vive en el campo, y que cuando te visita a tu casa debes soportarle intentando ser tolerante con su poca cultura.

¿Y yo?

Yo soy el frustrado amargado que preferiría tener un sitio donde poder ir con gente agradable a ver cosas interesantes (relacionadas con el arte, preferiblemente, pero en Acarigua prácticamente no hay nada así) en vez de perder mi tiempo con imbéciles fiesteros preocupados por el que dirán. Soy la clase de persona que disfruta de sentarse en una acera a quejarse del mundo. Soy de esos que elijen burlarse antes que suicidarse.

La clase de gente que te agarra arrechera tan sólo por existir.

 

Aquí se la pasaba tu papá.

Anuncios

3 pensamientos en “Presentación pretenciosa

  1. y tu tambien te la pasabas alli XD, estudiabamos al frente coño, jajajajaj y no te olvides el guarapo de caña que bebiamos con los muchachos despues de deporte, XD no habia putas a esas horas de la tarde ajajajajaja ni maricos aun XD, para bien o para mal es un simbolo de referencia, estaba acostumbrado a tus dosis de acido y rencor, XD pero no habia mas de aca a un tiempo, ya no se te da bien jajajajajajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s